martes, 11 de enero de 2011

UNA PROPOSICIÓN INDECENTE.
Todos tenemos un precio.




Alguien dijo una vez: si deseas algo con mucha fuerza, déjalo en libertad. Si vuelve a ti, será tuyo para siempre. Si no regresa, no te pertenecía desde el principio.


Nos encanta esta peli, y no penséis que es por esos actorazos que no están nada mal. Demi Moore es una tía estupenda, el rubito joven que ahora no me acuerdo como se llama tampoco está el chico mal, pero ante el que me rindo a sus pies es mi Robert Redford. Me encanta, tanto de joven como de madurito, !ay! que me desvío el tema, lo que yo quiero es escribir sobre el tema de la peli, y quiero saber si como dice una amiga mía "todo el mundo tiene un precio".

Imaginaos que una noche de esas cualquiera que sales a cenar con tu pareja llegáis a una fiesta y conocéis a un señor. Tanto tú como tu pareja, congenias con el susodicho, os cae estupendamente. Además, te das cuenta de cómo te mira y como con su mirada te va desnudando poco a poco y eso te pone a mil... y te encanta esa mirada, pero la cosa no va a mas.
Un buen día, ese señor vuelve a aparecer en vuestras vidas para "compraros". Sí, aunque suene fatal. Lo que os va a pedir es que os vendáis por una burrada de dinero, y digo os vendáis porque en realidad os vendéis los dos. Tu pareja se vende puesto que entrará en el trato a sabiendas (otra cosa distinta es que tu pareja no supiera nada del trapicheo. Ese sería otro tema) y tu te vas a vender en cuerpo y quizá en alma.
¿Cómo creéis que terminaría vuestra relación?, ¿qué haríais?.
El señor os va a ofrecer un millón de euros, os solucionaría un montón de problemas y total, solo sería una noche una noche disfrutando, una noche de lujo y pasión, de vicio.... de todo lo que el quiera. Claro, que la que sale perjudicada o beneficiada (vete tu a saber) eres tú, la susodicha, por que tu pareja es el sufridor o beneficiado.

Hoy por hoy, he decidido que mi respuesta sería "que me lo voy a pensar" (no me preguntéis las razones, sería demasiado complicado reconocerme a mi misma esas razones. Aunque nunca se sabe, el dinero la verdad no es de las cosas que me pierden, tal vez serían otras razones). Hace unos añitos, cuando vi la peli por primera vez, tenía muy, pero que muy claro, que mi respuesta sería no.

O sea, creo firmemente que todo el mundo tenemos un precio. No siempre el precio sería el dinero, nó, creo que cada uno nos venderíamos por una cosa, o por una razón, o por comodidad, o por rabia, o por trabajo, o por los hijos, o por aventura, o por casamiento, o por ................... aunque el 95% la venta estaría relacionada por dinero.

Tal vez la palabra "vender" sea demasiado dura, pero es genuinamente acertada.



Bueno, hemos decidido este trio tabernero, que es "elregalodetupresencia", que aceptamos ofertas, jejejejjeje, pero que no bajen de el millón de euros, que a partir de ahí nos lo pensaremos. Por menos, diremos que NO. Y eso que estamos en época de rebajas jejejejejeje.

Un abrazo tabernero.

10 comentarios:

Carolina dijo...

Si es un Robert Reford, le bajaría la tarifa hasta 500 mil euros... jajajajajajajajajajajja Con tal que me secuestre y me lleve jajajajjaa...

Ahora en serio. La mayoría de las cosas tienen precio. Algunas veces nos toca pagar con distancias, soledades, sacrificios y todo para conseguir lo que en realidad nos satisface. Algo está claro, el amor no se compra ni se vende. Y somos tan testarudos que creemos que si...

Me encantó el post, y me hizo recordar una de las películas que me gustó mucho en su época. Y, aun me gusta.

Un abrazo fuerte

Fibonacci dijo...

Yo creo que sí, todos tenemos un precio,dicen que el dinero no da la felicidad, pero te ayuda en mucho...sinos referimos a la peli y un caso similar...por una noche, un dinero importante que te sacara de muchos apuros, yo aceptaria, no le haria daño a nadie...otra cosa sería algo penalmente y contra la sociedad, en ese caso no aceptaria e incluso lo denunciaria...pero una noche de farra con mi pareja y ella está de acuerdo...porque no,ademas seguro que ella lo recordaria por mucho tiempo, ademas se lava y queda como nuevo...un saludo.

Lola dijo...

Woody Harrelson es el rubito vendido.... nunca me venderia por dinero a cambio de respeto y amor quizá si, pero por dinero aseguro que no. Me gustó la entrada

MariluzGH dijo...

Totalmente convencida de que todos tenemos un precio. Ahora no tengo edad para que me hagan ese tipo de proposiciones (y de joven no valia tanto como para que me las hicieran) pero, puestos a imaginar que alguien tenga el 'paladar' tan atrofiao, seguro le pediría tiempo para pensarlo... ¿puedo dar la respuesta ya?... vale, pues diría no. ¿Y si me lo propusieran pero por boca de mi pareja? le pondría las maletas en la puerta...

interesante y divertido (?) tema de onversación para una tertulia de cafetitos...

abrazos

Thaíza dijo...

Muito feliz em estar participando de su blog.DEsejo um feliz 2011

BLOG DO PROFEX dijo...

Belo post que nos faz refletir. O filme foi excepcional, um marco! Quanto ao preço das coisas:
todo preço está condicionado a mercado. Oferta e procura. Se há mercado, haverá um preço. Incluem-se aí mercadorias, o corpo, a vida, o amor, a alma...
Pesado, não?
Mas é a realidade!
Grande Abraço!
Gran

Anónimo dijo...

Hola saludos al trio tabernero.....
Pues yo no me lo pensaria dos veces...que quereis que os diga....en los tiempos que corren...no es cuestion de ir por ahi desaprovechando ofertas,aunque ya se nos va pasando la edad de que nos las puedan hacer...ahora de lo que no se nos pasarà la edad es de seguir jugando a la quiniela...jajajaa hay mas posibilidades de acetar,de que venga un señor forrado de pasta ha proponerme una noche con el...
bueno en fin...soñar es gratis...
yo estoy de acuerdo con el señ@r anonimo(que no ha dejado ningun sinonimo)si mi pareja me lo echa en cara...pues a otra cosa mariposa.....a saber lo que ell@ hara por ahi sin que yo me entere....jejejeje
yo por lo menos solucionaria el problema economico...jejejeje
Un Saludo....
La Princesa Desencantada.....

Princesa115 dijo...

Todos tenemos un precio está clarísimo, pero nunca me vendería por dinero. Ni aunque mi pareja fuera la persona más infiel del mundo. Allá cada cual con su forma de ver las cosas.
Ni Robert Reford ni la madre que lo parió, jajaj (esa menos).
A lo dicho, tengo mis ideas claras y pueden ser muy antiguas, pero así soy yo.

Un beso

Sweet Audrey dijo...

Hoy puedo decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo. Hace años habría dicho que no. Hoy es un SÍ rotundo. Qué cosas...

Os sigo. ;)

Besos

Sweet Audrey dijo...

INCISO: en la frase del día hay una falta de ortografía.

Cuidad las palabras, por favor. Son todo entre nosotros, internautas lectores, son ejemplares...