sábado, 29 de enero de 2011

AMANTES


Llevo un tiempo dándole vueltas a un tema: los amantes.
Todo surgió a raíz de una tertulia cafetera entre amigas, y como en nuestras charlas es muy raro que no salga el tema sexo, a una se le ocurrió sacar el tema de los amantes. Necesitamos un amante fue su conclusión, un tio que en la cama nos dejara muertas de placer, solo lo necesitábamos para eso, para el sexo y para que nos dé vidilla. Sabéis que a eso de la mediana edad ( los 40 ) necesitamos mas alicientes que a los 20. A los 20 los alicientes vienen solos. A los 40 se van sin llegar.
Bueno pues la tal Lolita que decía lo de los amantes nos dejó un poco pensativas. Pero María Dolores que está siempre quejándose, soltó un comentario que nos dejó un poco así... "huy quita, que yo conforme tengo mis riñones, si me pone en una postura comprometida no sé si podré levantarme".
Desgraciadamente es cierto, porque las posturas difíciles son muy comprometidas, se nos puede enganchar la cadera o darte lumbago o dios sepa qué mas. Todas nos reímos, pero en nuestro fuero interior se nos fueron todos los pensamientos esos dolores que nos acompañan. Para echar mas leña al fuego, Antoñita, que peca un poco de marrana, dice, "oye y yo que llevo un poco largas las uñas de los píes, qué tengo que hacer, cortármelas cada dos por tres, pues menudo trajín" y todas llevamos nuestro pensamiento otra vez a nuestras partes más descuidadas del cuerpo.
Marta que es un poco pijilla, puso su granito de arena y nos dio una lección magistral de lo que tendríamos que hacer si queríamos un amante como dios quiere y manda.
Lo primero que nos dijo fue que la depilación debía ser integral, total. Que nos teníamos que quedar como dice un compañero nuestro: chocho muñeca jajajjajajaja, ay que dolor, "solo de pensarlo me dan unos sudores que pa qué" dijo Antoñita.
Segunda lección: la lencería. Hay que renovar completamente la lencería, se acabaron las bragas de cuello alto, los sujetadores tipo maternidad y cosas por el estilo. Hay que comprarse una ropa interior bonita, sexi, sugerente. A la vez que sea cómoda, que no apriete mucho... oseaa una ropita mona. Todas nos quedamos un poco pensativas con ese tema, pues de repente se nos vino a la mente nuestras imágenes reflejadas en el espejo, unos sujetadores moniiiiiisimos que no sujetan, con lo cual las tetas se caen puufff y luego un tanga?? pufffff sin palabras. Si con la tripa me va a tapar el tanga, para qué me gasto ese dineral en ropiiita mooona, casi que me compro una convinación y con eso ya disimulo los excesos.
Otra de las cosas que nos dijo Martita, fueron las cremas. Hay que darse unas cremas bueniisimas de la muerte. Eso si, cuestan un dineral, pero merece la pena, porque si no, cuando os pongáis encima del susodicho y la cara se descuelgue, la panorámica puede causarnos problemas graves.
Y así muchos y muchos consejos más. Total, que después de un rato escuchando a super Martita, decidimos que tener un amante aparte de doloroso, sale muy, pero que muy costoso.
Tanto trabajo nos dio pensarlo, que decidimos no tener amantes y tomarnos otra napolitana de chocolate acompañando el cafetillo.
Que se depilen ellos, que se compren ropita mona ellos y el tanga que se lo ponga su puñetera madre, que yo voy muy bien con las bragas de cuello alto y el que quiera así bien y el que no: puerta, que hombres de 40 sobran.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

4 comentarios:

Princesa115 dijo...

Ayyy qué tema más complicado el de los amantes!!!, jajaja me ha gustado, divertido y elocuente.
Pero creo que Martita tiene razón, hay que innovar, ser sexi y eso siiiiii depiladita hasta el cuello, jajaja.
Pero vamos con otra cosa: a mi también me gusta el hombre sexi...para nada calzoncillos de cuello vuelto y también depiladito.
Vamos que es cosa de los dos, eso de ir mona no es sólo una cuestión femenina, también masculina. O no?

Besos

JARA dijo...

¡Qué bueno, y qué real! Aunque yo les pondría unos añitos más, a los 40 se puede estar divina de la muerte, al menos yo lo estaba, ya no.
Un saludo.

Kamra dijo...

Me ha encantado el post, es superdivertido.

Y tener un amante? porqué no?

Un amante te anima, te rejuvenece, te hace sentir atractiva.
El problema surge cuando aparece el amor en esa relación y entonces te planteas más cosas....

Besos amorosos de luna

Anónimo dijo...

Leyendo sobre el tema he llegado a la conclusión que faltaba yo en el café, pues tengo una opinión sobre los amantes.
Yo lo que busco es "una amante", sí en femenino, porque lo ideal en un hombre es que sepa barrer, cocinar y comertelo bien. Después de probar, no queda más remedio que ampliar el campo de busqueda.
Encontré quien sabía cocinar y quien sabía barrer, me falta quien me lo sepa comer como a "la" Elena. una vecina