viernes, 1 de octubre de 2010

LA SEDUCCIÓN

A estas horas debería estar escribiendo una carta. Una carta de amor. Una de esas cartas que cuando las lees puedes pensar:
Que cursilada, vaya novelón, jajajajajajaj…;
Este niño de catorce años está muy muy muy pillado, pero ya se dará con la realidad de bruces;
!!!Uhffff ¡¡¡ el que ha escrito esta carta debe de estar enamorado, que tío, con los tiempos que corren;
Vaya, que inocencia, que pena… aun hay gente que cree en el amor, pobre infeliz;
Esto solo puede ser obra de algún inmaduro. Con un hervor…;
Etc.

Pero no la estoy escribiendo, porque simplemente no quiero pensar o porque simplemente no me apetece. No me apetece ponerme a trenzar palabras. A pensar en como corresponder a unas líneas de tanta altura. Supongo que me siento un poco “Guiomar” cuando tenía que responder a “su” Antonio. Éste la encumbraba en una nube con cuatro palabras… y ella intentaba corresponder con otras letras. No llegaba a levantar el vuelo (eso, seguro venía después a escondidas). Lo importante para Guiomar, era responder con otra carta buscando ser contestada y así… poder seguir en su nube.

Sencillamente estoy hablando de seducción.

Estoy hablando del arte de amar tangiblemente. Estoy describiendo como se puede hacer, para que dos desconocidos en cuestión de no se sabe cuanto, puedan llegar a fundirse.

Hay infinidad de mechas con las que prender. La mas usual y efectiva es la mirada (si esa mirada está aliñada con unos ojos bonitos los efectos pueden llegar a ser más inmediatos y fructíferos). Saber mirar y entablar con el otro ese diálogo silencioso. Nos ahorraremos muchas palabras, pero habremos dicho demasiado. Esa mirada debe ser con confianza en si mismo. Con conocimiento de sí, y de esa manera poder saber que parte de nosotros hay que “vender”. Esas miradas, harán que todo gire demasiado deprisa. Tras esa introducción, el olfato será decisivo.
Pero, ya sabemos que cada persona es un mundo y hay que afinar. Dar justo la dosis que se necesita de esos diálogos en silencio. Mirar y traspasar. Leer en su interior y…cuando el corazón empiece a latir de tal manera que crees que vas a golpear al otro… y se te ponga el bello de punta…veas su desnudez, y las miradas aguantan… entonces solo deseas seguir “comiéndote” al otro unos segundos más.
Hay que afinar en éste juego/arte de seducción.

Otra forma de seducción es la palabra. El decir lo seductoramente correcto en el momento idóneo junto al oído que “escucha” .

Otra forma de seducir es a través del gusto. Sí , me refiero a sentar frente a tí al otro delante de un plato con una apetecible comida. Es seductor (y sexualmente explícito) como se puede traducir la forma de comer del otro. Otro arte. Mas delicado… pero otro arte.

De éstas dos formas anteriores, es de donde viene el dicho: al hombre se le enamora por el estómago y a la mujer por el oído. Pero no es en ese sentido al que me refería.

La eterna pregunta es: Quien seduce antes, los hombres o las mujeres.
Por abrumadora mayoría se dice que las mujeres. Pero yo creo que las mujeres lo que tienen mas fácil es “ligar”, ya me entendéis. Pienso que en éste arte, lo tiene mas fácil… el artista (no importa el género).

Y como todo lo anterior, muchas reflexiones más sobre la seducción, que por no extenderme, por discreción y porque no debo rebelar, dejo en el tintero.
Porque todo lo dicho anteriormente: me lo ha contado un amigo que antes se dedicaba a esos menesteres (por altruista y generoso según me cuenta) y que a día de hoy, dice estar retirado de ese mundanal arte. Pero que digo yo… que porqué no me enseña si tan amigo dice ser.

3 comentarios:

Ilustrada dijo...

Uff!! La seducción como nos gusta a todos, ya sea seduciendo o siendo seducido, no?
Pues mira por donde hoy viniendo del centro en tren mi chico que esta un poco melancolico que el lunes se le acaban las vacaciones y vuelve a la realidad me dice algo como...uff a la vida se viene a sufrir y solo hay algunos insgtantes que son los que recordaremos como verdadero placer!
y dice: Yo creo que uno de los mejores momentos de la vida de cualquiera es cuando se conoce a alguien ...refiriendose a temas amorosos claro, asique ahí lo tienes LA SEDUCCIÓN!
un saludo.

MA dijo...

Uff cuanta seducción hay hoy en este post tan seductor ..., La mejor seducción es ser seducido y la otra es la de seducir, un juego maravilloso mientras dura.

Un abrazo de MA.

Ciudadano del mundo dijo...

Demasiados anonimos, hablar, practicar y vivir la seduccion de manera libre es lo que le da color, sabor y pasion a la vida... Becquer: Amemonos hoy mucho y mañana digamonos adios...
cuando todo obscurezca en el ocaso del tiempo y aparezca incólume la realidad de la pasion acabada... es el momento de una nueva seducción...