lunes, 6 de febrero de 2012

REGRESO segunda parte.

Dicen que ninguna segunda parte es buena. Pero esto no es una segunda parte, si no, la continuación del petardo que coloqué hace unos días por error y sin terminar.

Me quedé justo en que un señor se fija en MI, solo en MIIII, se que esto a muchas les escuece pero que se fastidien, ellas ya saben a quien me refiero.
Bueno al grano. Ese hombre (no le diré señor que suena a mayor de lo que era) solo quiere sexo, duro y poco puro. Cuando vas cumpliendo años yo creo que el sexo es menos puro y mas duro.
Ese hombre se acerca y me dice: "hola rubia" jajajjajaja, no en serio, fue por casualidad y tomando tranquilamente un café. Unas miradas, unas sonrisas y un acercamiento varonil, a la antigua usanza. A continuación paso a relatar lo ocurrido, solo queda decir que cualquier parecido con la realidad es pura .....¿?

"¿Puedo sentarme contigo? tienes una bonita sonrisa y me has alegrado la tarde fría y gris que tenemos.
Yo que no soy demasiado delicada, lo miro de arriba abajo y le digo.... depende y me dice .... de qué depende rubia?
Siempre he odiado que me digan rubia, pero en los labios de aquel hombre sonaba diferente, intimo y con su voz tan sensual... casi hace que tenga un orgasmo allí mismo.
La cosa pintaba bien, a mi que nunca me había pasado nada parecido, a mis cuarenta me estaban haciendo los ojos chiribitas.
Se sentó conmigo... muy juntitos. Los dos comenzamos a charlar, nada de cosas banales, tipo: que frio hace y esas cosas. Nooooo por Dios, empezamos a charlar de la infidelidad.
El estaba casado y yo también. El había sido infiel y seguía siendo infiel en pensamiento y obra, y yo solo en pensamiento (la obra no había llegado pero me daba a mi que se aproximaba).

Todo iba muy bien, muy relajados, muy tranquilos... cuando de repente veo aparecer a la que no debería haber aparecido nunca, mi amiga y socia blogera.
Me mira, lo mira, sus ojos empiezan a echar chispas y se aproxima como una leona pidiendo guerra.
"Buenassss, (dice con malévola sonrisa) que haces, tomando un café ??? puedo sentarme con "vosotros" ??? (el vosotros lo arrastró hasta el barro), por cierto, no nos presentas??? porque no conozco a este señor....."

No os cuento mas porque no quiero que lloreis pero imaginaros la situación... me chafó de una el orgasmo, las chiribitas y la libido me la dejó bajo cero. Creo que todavía no la he encontrado.

No tuvo la delicadeza de dejarnos dos minutos solos para despedirnos, no, tuvo que esperar hasta que aburrido mi señor (hombre) infiel se tuvo que marchar, no sin antes darme su número de teléfono y susurrarme al oído... llámame cuando creas que estás preparada.

Todavía estoy pensando si llamar o no. No sé si estoy preparada para ser infiel, aunque yo creo que solo sexo sin sentimiento tampoco es ser infiel. Como dice una señora que tiene unos 75 años y ha enterrado ya a tres maridos (al tercero lo enterró hace unos 6 meses y ya tiene otro novio): "mira niña, cada una con su PEPE hace lo que quiere" jajajjaja, es un poco grosero pero ella es así.

Mi amiga como os podéis imaginar no paró ni ha parado de darme la tabarra, diciendo que no se me ocurrirá, que si estoy loca, que no sé en qué pienso, que si patatín, que si patatán. Es la mojigatería personificada y sobre todo, la fidelidad llevada a extremos máximos. Quizá no sea la fidelidad, si no la sociedad en la que nos movemos y sus perjuicios.
Si le hago caso a mi amiga y a los perjuicios, me pierdo la oportunidad de tener sexo sin mi marido y con el marido de otra, que por cierto tiene cara de vicio total que eso pone que no te cuento.

Si hago caso de mi cuerpo... mañana llamaré.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Amiga?, como que amiga, esa tia ni es amiga ni es nada de nada, esa te tiene envidiaaaaaaaaaaa, que lo quiere para ella, hablale claro y la próxima vez !!!!!echalaaaaa!!!!!!
Pero si hasta yo tengo envidia de lo que te pasó, madre mía.
La verdad no te voy a engañar, esa forma de entrar, vamos lo de llamarte "rubia", la verdad , verdad, no me gusta demasiado, pero claro tendría que haber estado allí, jejej.
Un besazo trio tabernero, me divierto muchísimo con vosotros.

Posdata: por cierto, de todo esto que opina el lado masculino de los taberneros, me gustaría muchísimo saber su opinión, jejjejej.
Un abrazo
Lunática

Anónimo dijo...

Pero que creidascas pueden llegar a ser algunas personas...

Pero como puede fijarse alguien en una mujer de cuarenta, pero si podría ser mi abuela.

Con mi edad, creo que este blog no es para mi.

Javier Pedraza

Anónimo dijo...

Si todo va bien en la vida, llegarás a los 40, espero que llegues calvo.
Lunática.
Mensaje para Javier Pedraza ( no es nada personal aunque me ha llegado al alma)

Anónimo dijo...

no paro de reírme, ja... ja... ja...

muy, pero que muy bueno

si te pone, llámaloooooo!!!!!!!!

Anónimo dijo...

A mi lo que me gusta de verdad es, esa cancioncilla que acompaña.

iguana dijo...

a mi me dieron ganas de portarme mal... la verdad... lo llamaria jajjjajaja!!!!

Anónimo dijo...

Si engordo... estoy embarazada, si adelgazo... estoy enferma, si me visto bien... soy creida, si me visto de trapillo, soy una hortera, si bebo... soy una alcohólica... si no bebo, soy la sosa aguafiestas, etc, si digo lo que pienso... soy prepotente (ordinaria también), si lloro... quiero dar lastima, si salgo con amigos... soy una cualquira (por no decir otra cosa), si me defiendo... soy problemática!!!
En fin... Hoy día no se puede hacer nada sin ser criticada.

Mi consejo es que estes orgullosa de ser como eres y no te arrepientas de hacer todo lo que deseas. Hagas lo que hagas en tu vida o de tu vida van a hablar.
Llamalo. Mañana será otro día.

Carla Ga Ri

Guille Silva dijo...

Ha sido mas que interesante tu historia. Lástima que (por ahora) no se concretó.

Un beso enorme.