lunes, 12 de septiembre de 2011

No vamos a cambiar de tema

Nos gusta hablar de sexo. No penseis mal ehhhh, eso de rozarse carne con
carne ni hablar, que esto no es ninguna carniceria.
Lo nuestro es totalmente puro, es el arte de retozar entre dos seres humanos para
llegar a una culminacion salvaje... jajajajajaj.

En realidad, de lo que queremos hablar nuevamente es de AMOR, porque andamos dándole vueltas en estos momentos, a una discusion que hemos tenido el lado masculino y el lado femenino de éste blog:

- ¿Existe el amor puro?, o... cuando aparece el sexo no hay tanta "pureza".
- ¿Cambian las cosas cuando nuestros cuerpos mezclan sudor y fluidos????

Yo:
No existe el amor puro, y ya está, cuando hay amor (de pareja), lo normal es que aparezca puro, pero puede durar, pues eso, lo que dura el sol en salir. La naturaleza manda y nuestro cuerpo pide a nuestra mente, y nuestra mente actúa.
Si el amor es puro es a la fuerza, o simplemente que las circunstancias así lo requieren. Si tu amor está en la China (mi querida China), pues a la fuerza es puro, jejeje, pero cuando las mariposas empiezan a volar por el estómago mal plan, quieres simplemente un contacto, un roce y se acabó, allí acabó la pureza. A partir de ahí, pues besito, lengua y..............directamente al intercambio de fluidos, jejejej, maravilloso intercambio (mira que somos brutos y poco finos, jejjeej, me encanta).

L@:
Se plantean dos preguntas. A la primera he de responder que SÍ que existe el amor puro. A la segunda vuelvo a responder en el mismo sentido. No tienen porqué cambiar las cosas tras el "coctel" de fluidos.
El razonamiento parte de la primera pregunta a un caballero, el cual responde que toda mujer tiene dos partes, la superior: para el amor puro y la inferior: para el amor natural.
Al amor natural nos lleva el instinto. No por ello se deja de amar de forma pura a esa persona... siempre y cuando ya fuese puro anteriormente. Porque si era solo deseo "natural" jejejeje así es como seguirá siendo, aunque también cabría la posibilidad de que exita el deseo (voy a seguir con el mismo argumento) "natural" y deribe en amor... amor, puro. (Una día coincides con otra persona, quiqui,... y tras algunos encuentros... la conoces -de verdad, o eso crees-, la llama prende y... ya no deseas otra cosa que estar a su lado, admirando su parte superior... y... )
Sí, ¡¡¡claro que no puedes olvidar su parte inferior!!!, (por instinto) pero ya no es lo mismo. Es otro nivel. Darías... (buffffffffff) por no dejar de mirar esos ojos. Y eso, eso es puro.

Lotr@ l@:
Soy yo. No el/la yo del principio, si no lotr@ del regalo, y voy a poner mi opinión sobre el amor puro. Pues bien, allá voy.
Creo que el Amor puro solo se dá de padre/madre a hij@, de hij@ a madre/padre. O el amor a Dios, o el amor a una amiga. Ese sería para mí la pureza del amor, mirar a tu hij@ a los ojos y ver que ese amor es lo mas bonito del mundo.
Solo ahí hay pureza, todo lo demás desemboca en sexo, puro y duro. No digo que al principio de una relación no exista el amor (nada puro porque en lo único que piensas es en demostrar ese amor haciendolo) despues el amor es... sexo jajajajaj

En resumen diría(mos?) que: todo es PURO... VICIO jejejejejejejeje


El trio tabernero

4 comentarios:

Calave dijo...

El año pasado me monté una película acerca de esto mismo durante las aburridas clases de 2º. Si me permitís la expongo.

El amor puro puede existir, por uno mismo :P
Siendo sinceros, lo más importante en la vida de una persona es ella misma, llámalo amor propio, llámalo instinto de supervivencia.
El pseudo-amor es aquel que sentimos por otro ser humano al asignarle un determinado valor en función de nosotros mismos. Y me explico, el pseudo-amor por los padres es más o menos fuerte según el beneficio propio que obtenemos de esa relación.
En las relaciones comúnmente llamadas amorosas, el pseudo-amor hacía la otra persona viene dado por una atracción sexual y/o un bienestar que nos aporta dicha relación, véase confianza, apoyo, entendimiento con el otro...
Y así sucesivamente vamos asignando una importancia en nuestras vidas a cada persona y las clasificamos.
El sexo es un simple estímulo primario. Puede darse de forma aislada o dentro de una relación en la cuál, por tanto, existe una confianza en que la otra persona sabrá hacernos disfrutar de ello en mayor medida. Éste último por tanto yo lo considero el mejor aunque siempre habrán excepciones porque en las relaciones esporádicas hay un desconocimiento del comportamiento del otro tanto para mal como, a veces, para bien.

Y si no es así, que alguien nombre a una persona a la que podría por encima de sí mismo en caso de vida o muerte xD yo desde luego a nadie ;)

PULGACROFT dijo...

Aunque podemos decir que existen varios tipos de Amor, a tu pareja, a tus padres, a tus hijos, a tus amigos...en realidad creo que todos esos tipos de Amor llevan un componente de AMOR PURO es decir, cariño.
Ahora bien, creo que el matiz de la atracción sexual es precisamente lo que distingue a esos tipos de amor, el amor a tu pareja tiene un componente también sexual (que puede ir evolucionando con el tiempo pero que en principio, pienso, que es inherente a este tipo de amor).
Somos seres sexuados y sexuales, por algo será, nos movemos por instintos, queramos o no, es la vida, no hay más.

Por cierto, esta entrada me recuerda a un relatillo mío de la que os dejo el enlace por si queréis leerlo, (es corto).
Saludos y buena reflexión.
;)

http://pulgacroft.blogspot.com/2007/10/la-mirada.html

Anónimo dijo...

Dejando de lado el amor de sangre por padres hermanos o hijos, el amor por los demás son pamplinas propias de adolescentes motorizados en una tarde de verano. El enamoramiento es uno de los estados más absurdos e irracionales de nuestro cerebro...observando como se comporta la gente, yo deduzco que todos están enamorados...sobre todo los políticos.
El cerebro enamorado se vuelve ilógico y desatiende cualquier señal de alarma. Esta actividad febril funciona sobre hormonas ligadas al impulso sexual como la dopamina, el estrógeno, la oxitocina o la testosterona...y por eso nuestro pobrecito cerebro de ser primitivo, se siente como se siente. El amor es una absurda fórmula para colocarse, y durante unos seis meses no hay otra cosa...el trabajo los padres o los niños pasan a un segundo plano. Posteriormente, hay que dedicarle tiempo y espacio a esa otra persona para integrarla en tu vida, la oxitocina y otras hormonas decaen y el cerebro vuelve a su estado normal, y entonces no es necesario pasar las 24 horas amarrados en un abrazo diciendo tonterias. Se puede sentir amor a corto plazo porque el impulso básico para la vinculación romántica es instintivo, pero la vinculacíón romántica a largo plazo es más compleja de lograr.
Ahora bien, si el enamoramiento es absurdo, ni te cuento una relación de pareja estable... apaga y vámonos.

Elcaminodelosarbolesmuertos

Nebroa dijo...

Pero por qué esa idea de que si hay sexo el amor deja de ser puro? Es acaso el sexo algo impuro como para que contamine lo otro? No es acaso un todo en uno en el que el cuerpo físico también sirve de vehículo para expresar lo que nos arde dentro? Por qué no va a ser puro y pleno amarse de manera 'sólida, material y física'? Por qué nos dijeron que el sexo era lo otro, lo escondido, lo tapado, lo que todo el mundo entiende como mágico pero parece que resolvemos con el silencio? El amor es tan absoluto, tiene tantas emociones ligadas que al tildarlo de algo concreto siempre nos quedaremos cortos.
Amos, digo yo, que de amor sé más bien poco.