jueves, 19 de abril de 2012

Cosas que me alegran el día

Si algún día me caso... me gustaría mandar todos los convencionalismos bastante lejos (se puede sustituir la palabreja lejos por otras mal sonantes), y que lo más serio de la ceremonia sea como empezó ésta boda.
Si empieza así el matrimonio...



... seguro que la felicidad está garantizada.

5 comentarios:

MAMUMA dijo...

Un poco Frikie.

Anónimo dijo...

Un poco?????? jejejejeje creo que bastante jejejeje pero no me digas que no es alegría pura

elregalodetupresencia

Lenka dijo...

Yo me casé en vaqueros, sin anillos, en el juzgado, un jueves a mediodía, con mi madre y mi futura suegra de testigos y únicas invitadas mientras mi futuro suegro se quedaba en el pasillo con mis mellizos de cinco meses. La ceremonia duró unos tres minutos. Después nos fuimos todos a comer a casa de mi tía. En total éramos nueve personas (contando a los críos). Fue la boda de mis sueños, te lo aseguro.
;)

Anónimo dijo...

Lenka, hay cosas que me dan una envidia...
y lo que has descrito de tu boda, de verdad, me da muchísima.
abrazos.

Nowise

Lola dijo...

Y que más da que parezca friki, lo divertido es lo que cuenta.... imagino la carita del cura uauuuuu jejejejejejejeje.. Eso si que no tiene precio....